Ten minutes older (Herz Frank, 1978)



Ten Minutes Older, documental que inspiró la película colectiva del mismo título en la que trabajaron Jarmusch, Erice, Herzog, Wenders entre otros (Ten minutes older – The trumpet, 2002) no es más que una cámara frente a un niño que contempla una representación de marionetas. No valdría más explicación. Es la filmación de un brevísimo fragmento de vida de un niño, sin cortes, que durante estos diez minutos, filtra por su rostro la inquietud, el miedo, la desesperación, la alegría que le confiere una representación que nunca vemos. Aquí no importa qué se representa, nadie le da importancia. La expresividad del rostro inunda la pantalla de manera pocas veces vista, se atiende a una lógica pura cinematográfica: la cámara frente al rostro. Diez minutos más tarde, al salir de la sala de cine, los espectadores seguían comentando el rostro del niño de la película de Herz Franz. Quizá por esto, la esencia primigenia del cine reside en Ten minutes older.

Aurelio Medina

2 comentarios:

Javi dijo...

Hola. Simplemento dejo un comentario para felicitarte por el blog, lo descubrí hace poco tiempo y desde entonces lo sigo vía rss. ¡Muchas gracias!

Anónimo dijo...

Sabes que no soy un "entendido", pero me gustado mucho. Tiene fuerza.Nico (el del raki).Abrazo